Recientemente me he reincorporado a NIXVAL, y después de todo este tiempo he encontrado algunas sorpresas muy positivas. De una cosa estoy seguro, mis compañeros no han parado ni un solo minuto. Tenemos un control de accesos completamente remodelado, la sala de control también remodelada y con pantallas de control nuevas.

Por otro lado también se han hecho importantes trabajos de infraestructura en el centro, incluyendo la entrada de nuevos operadores TIER1 al centro, con la consiguiente obra civil que ha conllevado para ellos la canalización de kilómetros de fibras hasta llegar NIXVAL.

Dentro de las salas también he encontrado importantes cambios. El problema del espacio no es nuevo en NIXVAL, existía hace unos años y con el constante crecimiento que hemos experimentado, cada vez es mayor. Es complicado gestionar toda la demanda que tiene un centro de nuestras características, tanto de operadores que necesitan tener presencia, como de clientes de colocation. Aún así me ha alegrado muchísimo ver como la sala 2 está completa y se ha optimizado el ya poco espacio disponible de la sala 1 consolidando servicios y clientes. Nuestro datacenter en Valencia sigue creciendo.