El coste de un servicio de housing tiene una serie de componentes fijos como en cualquier empresa, personal, mantenimiento de instalaciones, hipotecas, seguros, gastos corrientes, etc… y un coste variable al que hasta hace poco le habíamos prestado poca atención: la energía.

¿Cuánto consume un rack lleno de servidores estándar? Utilizando a DELL como ejemplo, podemos hacer un cálculo rápido del coste de la energía. En el Datacenter Capacity Planner hay una calculadora para estimar el consumo eléctrico de una configuración con productos DELL. Hemos entendido que éstos son valores medios reales, y no valores de etiqueta de los servidores – si no DELL no los habría incluido en su calculadora de consumo.

Utilizamos, por ejemplo como base un Dell Poweredge 1950 III HE 3,5, modelo que según la propia DELL, tiene un consumo energético es de 339,8 Watios a 1,63 Amps. Llenaremos el rack con 35 servidores de 1 U, y necesitaremos 2 switches, por ejemplo, 2 Power Connect 6024, que consumen 110 Watios cada uno.

Teniendo en cuenta únicamente el consumo total declarado por DELL, el rack al completo puede llegar a consumir 12.113 Watios, que traducido en kilowatios-hora mensuales – que es lo que nos cobra el suministrador de energía – se convierten en 8721,36 kWh.

A las tarifas actuales de 0,11 € el kWh, el resultado es de 959,35 €/mes únicamente en consumo eléctrico directo de los servidores. Cada uno consume aproximadamente según los valores de la web 27 €/mes.

Para calcular la energía requerida por el datacenter en su conjunto, al consumo de los servidores hay que añadirle la energía consumida por la instalación que podemos dividir en los siguientes conceptos:
– Sistema de distribución eléctrica y SAIs
– Iluminación
– Climatización

El sistema de alimentación ininterrumpida incorpora 2 componentes adicionales al consumo del datacenter. La propia eficiencia de los SAIs, y la ineficiencia derivada del estado de carga de las baterías. Un sistema de alimentación ininterrumpida y la instalación de distribución eléctrica pueden incrementar la energía necesaria para alimentar los sistemas en un 10%, y la ineficiencia de las baterías puede variar significativamente las necesidades de la instalación.

En cuanto a la iluminación, ésta puede calcularse utilizando el valor medio de 21,5 Watios por metro cuadrado. Para nuestro ejemplo lo despreciamos de la ecuación.

Por último queda la climatización. Cada KW de consumo requiere como mínimo de 1 KW adicional de energía para enfriarlo. Esto significa que nuestro rack teórico consume en coste de energía como mínimo 1918,7 €/mes.

¿Un pequeño shock? ¿DELL nos está dando valores por encima del consumo real?

También podemos hacer el cálculo para estimar el consumo de un rack al que le hemos provisionado 16 Amperios en A+B, es decir, la segunda toma no consume, sino que redunda la primera. ¿Cuánto cuesta utilizar una toma A+B de 16 Amperios?

Siguiendo cálculos estándar podemos considerar que el cliente como mucho utilizará el 75% de la corriente, lo que nos da un valor de 3680 VA. Esto equivale a 1,85 KW (utilizando un factor de potencia de 0,67). Le añadimos un 5% por picos de tensión, un 10% por ineficiencia de las UPS y otro 10% por ineficiencia de las baterías. Obtenemos 2,35 KW que equivalen a 185,23 €/mes.

Utilizar el 75% de los 16 Amperios de un rack en A+B cuesta en consumo de los equipos 185,23 €/mes. A esto hay que añadirle otro tanto para la climatización y las instalaciones, es decir, el rack consume al menos 370 €/mes de energía.

Esto quiere decir sencillamente que:
– El housing es un negocio de seguridad y disponibilidad y de gestión de la eficiencia energética.
– El alojamiento no puede costar lo mismo, independientemente del consumo específico de los equipos, para un bastidor que va a utilizar una instalación de 16 Amperios, que una instalación de 32 Amperios o 64.
– Si conocéis los precios del housing del mercado, podéis deducir fácilmente que los costes energéticos son prácticamente el 70% del precio de venta.

En NIXVAL hemos incorporado el pago por consumo eléctrico a nuestros servicios, servicio que permite al cliente optimizar costes y disponer de los costes reales de su consumo energético.