Termografías de instalaciones eléctricas en un datacenter

Para analizar el estado de las protecciones eléctricas suelen hacerse termografías, en las que puede observarse como varía la temperatura de la instalación y como en un mismo cuadro pueden detectarse anomalías como una instalación deficiente, que el circuito esté sobrecargado o al final de su vida útil.

Esta es una termografía de un cuadro eléctrico:


Y esta de unas baterías de corriente contínua, en la que puede verse el estado correcto de los bornes:

Eficiencia energética – PUE y DCiE

Los de sistemas nunca nos hemos preocupado por el suministro eléctrico mucho más allá de averiguar donde se enchufan las fuentes y de la disponibilidad de los SAIs (hasta que hemos vivido un cero, pensaréis) sobre todo, porque el coste de la energía siempre ha sido cosa de otros, y habitualmente muy inferior al coste operativo de la no disponibilidad de los sistemas de información. La situación está cambiando por varios motivos.

El primero, precisamente por el incremento de los precios del suministro eléctrico, algo que creo que no es necesario documentar. El segundo, el incremento de las necesidades de proceso de datos en general, mayor potencia y mayor capacidad de almacenamiento. Añadido a éste, el incremento de la densidad de los sistemas de información, cada vez con mayores requerimientos de consumo eléctrico, mayor disipación de calor y mayores necesidades de climatización. Pero quizás el más importante es haber constatado que el consumo energético en los centros de datos es cada vez mayor y ya representa una parte importante del consumo de energía. El informe más relevante en estos aspectos es posiblemente el de la agencia de protección del medio ambiente de USA, que en agosto de 2007 indicaba que el consumo de los datacenters americanos en 2006 correspondía a un 1,5% del consumo energético del país y preveía un crecimiento de más de un 100% en 2011. McKinsey y el Uptime institute han añadido una proyección de crecimiento de un 400% para 2020.

Vamos, que los centros de datos van a superar el 2% del consumo energético de los países occidentales en un breve periodo de tiempo y su eficiencia energética ya es una cuestión de estado, también en la Unión Europea.

Las siglas PUE y DCiE son las siglas más conocidas en las propuestas de medida de la eficiencia energética. PUE significa Power Usage Efficiency y DCiE Datacenter Infrastructure Efficiency.
Son los indicadores que nos dan una medida de la eficiencia del uso de la energía de un centro de datos, indicando cuanta energía se utiliza en alimentar los sistemas de información y el equipamiento de red, y cuanta energía es necesaria para la operación de las instalaciones, típicamente la climatización y el alumbrado.

El PUE y el DCiE se forman con los mismos valores: el consumo del equipamiento IT, y el consumo total de las instalaciones, típicamente obtenidos como el consumo a la salida de los SAIs frente al consumo total de la instalación.

El cálculo del DCiE es el resultado de dividir el consumo del equipamiento IT dividido por el consumo total del centro y multiplicado por 100, mientras que el PUE se calcula dividiendo el consumo total del centro por el del equipamiento IT.

Los valores habituales son PUEs iguales a 2 o superiores y DCiEs entre el 35% y el 50%

El negocio de Datacenter ¿no tiene crisis?

Pues, eso es lo que parece. Las últimas noticias así lo indican, la demanda de espacio especializado, conectividad y alimentación eléctrica de alta disponibilidad no ha decrecido y la oferta del mercado sigue estando por debajo de las necesidades de las empresas y negocios de Internet.

Las últimas noticias internacionales son la entrada de Sterling Partners en i/o Datacenters con 56 millones de dólares, la apertura de Interxion a finales de Noviembre de su quinto Datacenter en Amsterdam y el anuncio de e-shelter de un centro de 100 Megawatios en UK.

Las noticias en el sector no paran. Por una parte, la batalla por los servicios de cloud computing desatada por Microsoft para hacer frente a los modelos de Google, Yahoo y Amazon, requiere de arquitecturas de centros de proceso de datos distribuidas y de escalas no conocidas hasta la fecha. Lo último de la contienda es que incluso es noticia la contratación de uno de los arquitectos del modelo de datacenters en contenedor de Microsoft por Amazon.

Por otro lado, y en plena crisis financiera mundial, CB Richard Ellis (CBRE) en su reporte trimestral sobre el mercado de alojamiento neutral apunta algunas claves de lo que ha venido aconteciendo en 2008:
– Recuperación del mercado londinense y continuidad en el crecimiento del resto de capitales europeas. El negocio sigue creciendo pero con contención en el desarrollo de nuevas infraestructuras con respecto al desarrollo observado el año anterior.
– Las restricciones financieras obligarán a una mayor necesidad de soluciones menos intensivas en capital y más basadas en OPEX.
– Los negocios de Internet lideran las compras de alojamiento neutral, principalmente las tiendas online y los sites de comparación de productos y redes sociales.

En cuanto al mercado español, el informe trimestral de CBRE analiza las ventas en Madrid de metros cuadrados en 2008. Mientras en el primer trimestre se indicaban unas ventas de 670 m2, en el segundo esta cifra aumenta un18%, hasta los 790 metros cuadrados. En su anterior informe trimestral, CBRE ya destacaba la inmadurez del mercado español y las oportunidades todavía por desarrollar.

Aunque éste no es el único indicador a tener en cuenta en este negocio, no parece que éste sea un momento de crisis para el alojamiento neutral y los servicios de extrenalización.

10 formas de obtener más rendimiento de tu datacenter en 2009

Chuck Spears de Emerson Network Power, propone 10 planteamientos tácticos para obtener más rendimiento de un datacenter en el actual clima de crisis económica. Un resumen (traducción libre):

1. Cubre las bases. Invertir en infraestructuras de climatización de precisión y redundancia eléctrica del sistema puede ahorrar dinero (…).
2. Optimiza el interior. Aumentar la densidad de las infraestructuras es más barato que construir nuevas inatalaciones.
3. Analiza antes de actuar. Analizar vulnerabilidades y mejorar la eficiencia energética.
4. De la sala al rack. Proteger el rack con datacenters en contenedores en lugar de habilitar más salas técnicas.
5. Cubrir el pasillo frío.
6. Un ojo en la predicción metereológica. Utilizar los meses fríos del año para refrigerar las infraestructuras con aire del exterior.
7. Monitorización.
8. Mejorar el uso de la energía.
9. Prevención. Invertir en mantenimiento preventivo.
10. Prepárate para la escalabilidad.

En varias de estas recomendaciones de un fabricante como Emerson subyace una sencilla realidad derivada de la situación económica actual: las inversiones en suelo y construcción de nuevas salas no tienen las mismas posibilidades de financiación que se han dado en los últimos años.

Otra posible solución al crecimiento: externalizar infraestructuras de centros de datos en proveedores especializados que ofrezcan soluciones en modalidades de pago por uso de forma que puedan abordarse más eficientemente crecimientos futuros con mayor flexibilidad.

DELL se sube al carro de los contenedores-datacenter

Ayer publicaba el New York Times que Dell acaba de anunciar que se sube al carro de los contenedores-datacenter. Tras el SUN Modular Datacenter, el Rackable ICE Cube y el HP POD, propuestas que han ido surgiendo durante el último año. Otras propuestas como el On-demand Mobile Datacenter de APC parecen haber desaparecido. El mismo artículo indica que no parece ser un producto de gran éxito comercial hasta la fecha, y que la motivación de DELL puede estar en el planteamiento de Microsoft para el desarrollo de centros de datos en el marco de su estrategia de cloud computing.